Sencillos Consejos Sobre Cómo Tratar la Piel Atópica

Conoce estos sencillos consejos sobre cómo tratar la piel atópica

En el post de hoy os voy a hablar de sencillos consejos sobre cómo tratar la piel atópica. Este trastorno es muy común en nuestros días y resulta terriblemente molesto para aquellos que lo padecen. A continuación, veremos en qué consiste la piel atópica y cómo tratarla de manera eficaz. Toda la información la he recogido de mi enciclopedia médica favorita, MedlinePlus. Si tenéis cualquier consulta sobre salud, no dudéis en visitar su web, tiene material muy interesante y apoyado en la evidencia científica.

No olvidéis que, ante la duda, la mejor opción es acudir a tu médico de cabecera o especialista. Éste determinará el diagnóstico definitivo y te orientará de manera personalizada, aconsejándote aquellos productos más idóneos para tu piel, y valorando la necesidad de prescribir algún medicamento como los corticoides.

¿Qué es la piel atópica, en qué consiste este trastorno?

También llamada dermatitis atópica, se trata de un trastorno cutáneo crónico que se caracteriza por la presencia de erupciones pruriginosas y lesiones descamativas, similares a eccemas. Esto provoca que el paciente sufra de fuertes picores en dichas zonas, así como hinchazón y enrojecimiento, el rascado es el principal responsable de las lesiones que se suelen producir posteriormente. Este problema es más común en bebés y niños pequeños. En ocasiones, llegados a la edad adulta se resuelve y desaparece.

La piel atópica no es causada por alergias. Sin embargo, se ha observado que las personas que padecen de asma, rinitis alérgica o eccema, es más propensa a padecerla.  Las personas que la padecen carecen de ciertas proteínas que mantienen la barrera protectora de la piel contra el agua.

¿Cuáles son sus síntomas más frecuentes?

La dermatitis atópica no afecta igual a todas las edades:

  • En niños menores de 2 años, las lesiones más características se encuentran en cara, cuero en cabelludo, manos y piel.
  • En niños mayores de 2 años, encontramos lesiones en el interior de las rodillas y los codos. También es frecuente verlas en manos, pies y cuello.
  • En adultos, habitualmente se observan lesiones en manos, párpados y genitales.

De todas maneras, durante los brotes podemos observar lesiones en cualquier parte del cuerpo.

Entre los síntomas o cambios en la piel que se van a producir se encuentran los siguientes:

  • Ampollas que supuran y formación de costras
  • Piel seca en todo el cuerpo
  • Engrosamiento de la piel en algunas zonas como consecuencia de irritaciones y rascados prolongados
  • Enrojecimiento e inflamación en las zonas de piel alrededor de las ampollas
  • Heridas fruto del rascado

Fundamentalmente, la piel atópica se caracteriza por estas lesiones y sobretodo, y el mayor problema de este trastorno, por un picor intenso que incita a rascarse.

Sencillos consejos sobre cómo tratar la piel atópica

Sencillos consejos sobre cómo tratar la piel atópica

Existen algunos factores que pueden empeorar sus síntomas:

  • Alergia al polen, a los ácaros del polvo o al pelo de los animales
  • Resfriados
  • Mantener contacto con ciertos productos químicos o ciertos materiales como la lana
  • Tener la piel seca
  • El estrés
  • Los cambios bruscos de temperatura
  • Nadar en piscinas
  • Perfumes o tintes de ciertos productos de aseo personal como jabones y lociones

Entre los consejos sobre cómo tratar la piel atópica de una manera sencilla se encuentran los siguientes, te serán de gran ayuda si sufres de piel atópica, toma nota:

  • Mantén tu piel correctamente hidratada con cremas y lociones. Asegúrate que estas lociones no contengan alcohol, parabenos u otros químicos que puedan resultar irritantes para tu piel.
  • Utiliza un humidificador en casa para mantener el ambiente húmedo y evitar resecar las vías aéreas y la piel.
  • Evita llevar tu uñas largas, ya que sin darte cuenta puedes rascarte muy fuerte y provocarte lesiones. Plantéate el uso de guantes (sobre todo en niños) si los picores son un problema por la noche.
  • Comenta con tu médico la posibilidad de tomar un antihistamínico para reducir los picores y alguna loción con corticoides para los eccemas durante los brotes.
  • Evita ciertos tejidos en tus prendas de ropa, como la lana o fibras sintéticas cuyos químicos y tintes puedan irritar tu piel.
  • A la hora del baño se recomienda estar en contacto con el agua el menor tiempo posible, y siempre es mejor baños breves de agua fresca frente a baños prolongados con agua muy caliente.
  • Utiliza geles de baño y jabones sin parabenos y de ph neutro.
  • Tal y como ya comenté en el post sobre hidratación de la piel, aprovecha el momento tras salir de la ducha, en el que la piel todavía está un poco mojada para aplicarte cremas y lociones y conseguir una mejor hidratación de tu piel.
  • No frotes fuerte al secar tu piel tras el baño o la ducha.
Sencillos consejos sobre cómo tratar la piel atópica

Espero que este post os haya resultado de interés. No olvidéis compartir vuestra opinión o consultar cualquier duda en nuestro foro mediante este enlace.

Deja un comentario