Principales Técnicas de Primeros Auxilios: Consejos Prácticos

Principales técnicas de primeros auxilios: Consejos prácticos. ¡Aprende a salvar una vida!

En el post de hoy os voy a hablar de las principales técnicas de primeros auxilios. Creo que puede ser un post muy útil para todo el mundo. Nunca sabes cuando te puedes encontrar con alguna de estas situaciones y en todas ellas hay un factor común: el tiempo. Es fundamental una rápida actuación. Espero que os guste, que os resulte ameno y fácil de comprender y sobretodo que aprendáis cositas nuevas.

Principales técnicas de primeros auxilios: Diferencia entre urgencia y emergencia

En primer lugar, quiero explicaros la diferencia entre una urgencia y una emergencia. Una urgencia es una situación que no amenaza de forma inminente la vida de la persona, o si lo hace es en el transcurso de varias horas. Ésta requiere una actuación saniaria pero no hace falta que sea inmediata. Un ejemplo de urgencia puede ser una fractura de tibia. Por otro lado, la emergencia es aquella situación que sí amenaza de manera inminente la vida de la persona, por lo que precisa de atención sanitaria lo antes posible. Un ejemplo de emergencia sería una parada cardiorrespiratoria o un atragantamiento.

Hay un concepto muy interesante acerca de este asunto, la denominada hora de oro. La también denominada hora dorada, comprende los primeros 60 minutos tras el accidente. Una intervención rápida y eficiente en este tiempo es vital para la supervivencia de la víctima, y puede suponer la diferencia entre la vida o la muerte.

Y ¿qué importancia tiene esto? Pues bien, creo que es fundamental que la población entienda estos conceptos. Es mucha la gente que oigo quejarse de las largas esperas en las urgencias de los hospitales. Hay que distinguir lo que es una urgencia de lo que no, y dentro de las urgencias, las que son prioritarias y las que pueden esperar. Tener una gripe, un virus estomacal o una fuerte migraña son cosas que se deben atender en tu centro de salud. Fracturas, cortes o accidentes de tráfico son cosas que deben ser atendidas en un hospital. Si entendemos esto y hacemos un buen uso de nuestra sanidad evitaremos tanto colapso. Eso no quita, y soy consciente de ello, que nuestra sanidad esté saturada de por sí.

Principales técnicas de primeros auxilios: La importancia del triaje

Otra duda que he visto que tiene mucha gente es cómo nos atienden en el hospital, es decir, criterio de espera. Pues bien, la atención en urgencias es según el “grado de urgencia”. Por eso, en primer lugar nos atenderá una enfermera de triaje. Existen varios sistemas de triaje, los más extendidos en nuestro país son el sistema Manchester y el SET. Estos sistemas incluyen distintas preguntas que el paciente deberá ir respondiendo y en función de las respuestas obtendrá un resultado de grado de urgencia y tiempo de espera para ser atendido. Eso significa que la persona que está realizando el triaje no elige si te atienden antes o después, ya que es algo automatizado. Cada grado de urgencia conlleva un tiempo de espera aproximado. De manera que los pacientes cuya patología sea más grave serán atendidos antes que aquellos cuya patología sea menos grave y por tanto no requieran una atención precoz.

A continuación, os dejo una imagen de los grados de urgencia y sus tiempos de espera del sistema de triaje Manchester, uno de los más extendidos en el mundo.

A continuación, vamos a ver las principales técnicas de primeros auxilios. No sin antes recordar que lo primero que hay que tener en cuenta ante un accidente de este tipo es ponerse a salvo a uno mismo. Para ello es tan fácil como recordar este acrónimo: PAS, que significa Proteger, Avisar y Socorrer. Será fundamental recordar esto si te encuentras con alguna de estas situaciones.

¿Qué hacer ante una parada cardiorrespiratoria?

Esta situación es, quizás, la primera que nos viene a la cabeza cuando hablamos de primeros auxilios. Nos imaginamos a una persona tendida en el suelo, en medio de la calle y que no respira. ¿Qué hacemos? Ante todo, mantener la calma.

Lo primero que debemos hacer ante una persona que no responde es ver si respira. Si nos acercamos a su boca y a su nariz y vemos que no respira es que está en parada cardiorrespiratoria. Si estás solo llama al 112 y pon el altavoz de tu teléfono mientras inicias las maniobras de RCP. Para ello debes colocar tus manos enlazadas sobre el tórax de la víctima y realizar 30 compresiones con el talón de la mano. Tras esas 30 compresiones se aconseja realizar 2 insuflaciones de aire en la boca de la víctima, tapando los orificios nasales con tus dedos. Las compresiones deben ser profundas (4-5 cm de profundidad) y deben ir a un ritmo de 100 compresiones/minuto aproximadamente. En caso de no conocer a la víctima puedes optar por realizar solamente las compresiones. Debes permanecer así hasta que lleguen los servicios sanitarios de emergencias.

En caso de nos estar solo, mientras una persona está realizando la RCP, otra puede ir llamando al 112, e incluso otra puede ir en busca de un DEA (desfibrilador automático). En caso de contar con un DEA, simplemente hay que conectar los electrodos al tórax de la persona (en la posición que indican los dibujos de los mismos electrodos), encenderlo con el botón verde y seguir sus instrucciones.

Si por el contrario, estamos ante una persona inconsciente que sí respira, la colocaremos en posición lateral de seguridad, para facilitar su respiración y avisaremos al teléfono de emergencias. Por último, si la víctima es una niño realizaremos 5 respiraciones de rescate y luego empezaremos las compresiones al ritmo de 15 compresiones/2 respiraciones.

A continuación, os dejo el algoritmo de soporte vital básico tanto de adulto como pediátrico. Podéis encontrarlos, además de mucha más información acerca de la RCP en la página web del Consejo Español de RCP, os lo recomiendo activamente.

Principales técnicas de primeros auxilios
Principales técnicas de primeros auxilios

¿Qué hacer ante un atragantamiento?

Esta es otra de las situaciones ante la que nos podemos encontrar. Ya sea un niño, un adulto o un anciano con problemas de disfagia. Si estamos ante una persona a la que se le ha obstruido la vía aérea con un objeto extraño, es decir, que se ha atragantado, y está consciente habrá que iniciar la maniobra de Heimclich. Si por el contrario, la persona que ha sufrido el atragantamiento está inconsciente habrá que iniciar las maniobras de RCP. A continuación, os dejo un vídeo donde se explica y se puede ver muy fácilmente cómo realizar la maniobra de Heimlich para desobstruir la vía aérea tanto en niños lactantes (menores de un año) como en adultos.

¿Qué hacer ante una quemadura?

Lo primero que hay que hacer es dejar correr agua fría sobre la zona de la quemadura o sumergirla en agua fría (no helada) durante varios minutos. También puedes utilizar una toalla empapada en agua fría. Con esta maniobra ayudaremos a reducir el dolor. Hecho esto y, siempre y cuando, sea una quemadura superficial (en caso de quemadura más profunda o sucia acudir a urgencias) procederemos a aplicar alguna crema que aporte humedad a esa piel quemada. Pueden tratarse de lociones hidratantes con aloe vera, o cremas específicas como fucidine, flamazine o silvederma (sulfadiazina de plata). Yo recomiendo empezar por alguna de estas últimas, durante los primeros días, y cuando hayamos descartado el riesgo de infección ya empezar a utilizar las lociones hidratantes para ayudar a regenerar esa piel.

Una vez aplicada la crema, cubrir con alguna gasa impregnada (Linitul, urgotul…) y cubrir con un vendaje estéril durante las primeras 48h. Pasado este tiempo, retirar el vendaje, lavar y valorar. Ante la duda, acudir siempre a tu centro de salud para que lo valore un profesional sanitario.

¿Qué hacer ante una herida o hemorragia?

Si se trata de una epistaxis (sangrado de la nariz), lo primero es taponar la fosa nasal que esté sangrando (si son las dos, taponamos las dos) con algodón o gasas. Es bastante útil impregnar el algodón o la gasa con un poco de agua oxigenada, ayudará a cauterizar el punto sangrante. No eches la cabeza para atrás evitando que salga la sangre, la boca y la nariz están conectados y podrías ahogarte al tragar la sangre o con algún coágulo formado posteriormente (ese día duerme de lado y un poco incorporado por si acaso). Si aún así no consigues detener la hemorragia, acude a urgencias.

Otra situación que puede provocar una hemorragia puede ser un corte, sobretodo en la cocina, con un cuchillo o una lata. En ese caso, lava bien la herida con agua a chorro y jabón por si ha quedado algún objeto extraño, comida por ejemplo. Después de haber lavado bien la herida, aplica algún antiséptico (cristalmina o betadine) y cúbrelo con gasas estériles. Si el corte presenta un sangrado activo en ese momento, presiona fuertemente con las gasas sobre él. Comprueba cada 5-10 minutos si todavía sangra, de ser así, no retires las gasas impregnadas de sangre de encima del corte, sino que debes coger más gasas limpias y ponerlas encima de las anteriores presionando nuevamente durante varios minutos. Si retiráramos las gasas anteriores eliminaríamos el coágulo que nuestro cuerpo ha hecho para detener la hemorragia de manera endógena, por lo que no nos interesa.

Es importante acudir a urgencias inmediatamente para valorar si hay que suturar o no. Y es que pasadas varias horas (6-8 horas) ya no se recomienda suturar una herida por riesgo de infección. Esas heridas deben cerrar por segunda intención, es decir, solas, mechando con una gasa si es muy profunda y resulta conveniente. El resultado estético es mucho peor y el tiempo de cicatrización mayor. Por lo que no demores tu visita a urgencias si te has hecho un corte.

En el caso de que la herida se haya producido por una caída o golpe, por ejemplo una brecha en la cabeza o en la ceja, el procedimiento es el mismo. Lo primero es lavar bien la herida y taponar con gasas o lo que tengas a mano (lo más estéril posible para reducir el riesgo de infección). En caso de fuerte golpe en la cabeza también es importante acudir a urgencias para descartar daños mayores.

En el caso de heridas poco profundas, como abrasiones por asfalto, lo fundamental es lavar bien la herida con agua y jabón y aplicar un antiséptico. El riesgo de infección en este tipo de heridas es mucho mayor y por eso hay que prevenir desde el primer momento.

Principales técnicas de primeros auxilios

Principales técnicas de primeros auxilios: Consideraciones finales

Por último, solo me queda recordar que tras un golpe o una caída apliquéis frío local en la zona lesionada, ya que disminuirá el edema y la inflamación, y se podrá valorar mejor por el equipo médico del servicio de urgencias.

Espero que os haya resultado interesante este artículo sobre principales técnicas de primeros auxilios. Debo confesar que este artículo en particular me ha hecho especial ilusión compartirlo con vosotros. Creo que se deberían impartir primeros auxilios en los colegios y realizar talleres gratuitos para toda la población con regularidad. Considero que se trata de una materia muy importante, puede salvar una vida. Así que si tenéis la oportunidad de formaros no lo dudéis, ¡es muy interesante!

Me hubiera gustado hablaros de muchas más cosas, pero os prometo que en el futuro, si os gusta este tema, escribiré más cositas sobre él. Y sobretodo, no dudéis en compartir vuestra opinión o consultar cualquier duda en nuestro foro mediante este enlace.

Deja un comentario