Cómo Mantener la Piel Hidratada de una Manera Sencilla y Natural

Cómo mantener la piel hidratada de una manera sencilla y natural

Son muchos los trucos y consejos que escuchamos a diario acerca de cómo mantener la piel hidratada de una manera sencilla y natural. Algunos de ellos son verdaderamente útiles, sin embargo, otros solamente son producto de marcas de cosmética que quieren venderte su producto. Las firmas de cosmética se inventan infinidad de palabras y normas para hacerte creer que no puedes vivir sin su producto y que has invertido bien tu dinero.

Pues bien, en el post de hoy voy a daros toda la información que necesitáis sobre cómo mantener la piel hidratada de una manera sencilla y natural. Ya os adelanto que no hace falta gastarse más de 5€ en esta tarea, y que no consiste solamente en aplicarse una crema o loción. Si de verdad quieres tener una piel sana e hidratada tienes que cumplir todos estos requisitos.

Empieza por hidratarte desde dentro

Se recomienda beber entre 1,5/2 litros de agua al día, y eso no es por casualidad. El agua constituye dos terceras partes del peso de nuestro cuerpo. Nuestro organismo necesita agua para funcionar correctamente. Algunos síntomas que padecen las personas que beben poca agua son calambres musculares, dolor de cabeza o mal aspecto de la piel. Por ello, es fundamental hidratar nuestro cuerpo también por dentro para lucir una piel sana e hidratada.

Cómo Mantener la Piel Hidratada de una Manera Sencilla y Natural

Cuida tu alimentación, es más importante de lo que crees para mantener la piel hidratada

Está demostrado que cierto alimentos o técnicas culinarias resultan más perjudiciales para el aspecto de nuestra piel. El consumo de alimentos ultraprocesados, con alta cantidad de azúcar, sal y grasas, tiene efectos negativos en nuestra piel provocando la aparición de granos, puntos negros, erupciones y aspecto graso en general. Ciertas técnicas culinarias como los rebozados o los fritos tienen el mismo efecto, además de favorecer la aparición de ciertos fenómenos tan desagradables como la celulitis y la retención de líquidos.

Por eso, es tan importante consumir frutas y verduras que aportan agua, vitaminas y minerales a nuestro organismos. Éstos contribuirán al correcto funcionamiento de nuestras células y nuestros órganos, y además, nutrirán nuestra piel ofreciéndole un aspecto más saludable sin la necesidad de aplicar productos externos.

No olvides tampoco que ciertos hábitos tóxicos, como el consumo de tabaco o alcohol, también tienen efectos negativos en el aspecto de tu piel, restándole luminosidad y elasticidad a ésta. Son agentes tóxicos para nuestro organismo, los cuales está demostrado que aceleran el envejecimiento de nuestras células.

Duerme bien, una de las claves para mantener la piel hidratada

La primera manifestación de un mal descanso en nuestra piel empieza por las odiosas ojeras. En general, no descansar lo suficiente tiene efectos en nuestra piel, ofreciéndole un aspecto más apagado y cansado, y favoreciendo su envejecimiento prematuro. Nuestro organismo necesita que duermas entre 7-9 horas al día para reponer fuerzas y asegurarte un correcto funcionamiento. Ten en cuenta que todo lo que descuides tu organismo por dentro tendrá efecto por fuera, y tu carta de presentación es tu piel.

Protege tu piel del sol, el fotoenvejecimiento es una realidad

Resulta demostrado que la radiación solar tiene tan efectos beneficiosos como perjudiciales para nuestra salud. Los rayos del sol son los responsables de parte de la síntesis de vitamina D de nuestro organismo. Además, también se ha asociado la falta de exposición a luz solar con trastornos depresivos.

Pero, hay que tener en cuenta que la exposición a los rayos solares sin su debida protección también conlleva un fotoenvejecimiento, lo que supone un envejecimiento prematuro de nuestra piel. Esto se manifiesta en forma de manchas, profundas arrugas o gran sequedad cutánea como síntoma de una pérdida de elasticidad. Por eso, resulta tan importante utilizar protección solar a diario en las zonas que estén expuestas a los rayos del sol.

Cómo Mantener la Piel Hidratada de una Manera Sencilla y Natural

La limpieza y exfoliación: una rutina fundamental para mantener la piel hidratada

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de mantener la piel hidratada es una buena rutina de limpieza y exfoliación. Personalmente, no considero que la exfoliación tenga que ser a diario, puedes realizarla 1 o 2 veces a la semana. Por otro lado, sí resulta importante dedicar un rato todas las mañanas a limpiar bien tu piel. A nivel corporal resulta suficiente con la ducha. A nivel facial elige el jabón de ph neutro que más te guste y acostúmbrate a lavarte la cara todas las mañanas con él. Una vez realizado esto, puedes aplicarte tu crema hidratante habitual, la absorción será mayor y por tanto obtendrás mejores resultados.

Dedícale su tiempo a la aplicación de cremas y lociones, la técnica es importante

Es importante dedicarle un rato a la aplicación de productos hidratantes. No te vuelvas loc@ buscando el producto ideal, no es tan complejo. Elige cualquier loción hidratante de tu perfumería o supermercado habitual. Puede ser con aloe vera, rosa mosqueta o aceite de oliva, cualquiera será óptima para hidratar tu cuerpo, siempre y cuando no te produzcan alergia, cuantos menos químicos y parabenos tenga mejor.

Cuando aplicamos productos hidratantes a nuestra piel, suelen ser productos grasos, que crean una capa sobre la piel evitando la pérdida de agua que sin darnos cuenta se produce a diario. Un truco que me dieron hace tiempo y que resulta bastante efectivo, es aplicar la crema corporal al salir de la ducha, cuando aun estás mojado. De esta manera, atrapas todas esas moléculas de agua en tu piel, consiguiendo una mayor hidratación. Recuerda que somos en gran parte agua, y por tanto la mejor hidratación es aquella que nos aporta precisamente eso.

En cuanto al movimiento en el momento de la aplicación de cremas y lociones, no hay nada demostrado. Aun así, yo recomiendo aplicar la crema en las piernas con movimientos circulares ascendentes, de abajo hacia arriba, para favorecer el retorno venoso y el drenaje linfático. Lo mismo ocurre en brazos y abdomen. Cuánto más tiempo masajees la zona mayor será la absorción del producto, ya que activarás tu circulación superficial y aumentarás la irrigación de la zona. Esto no es así en prominencias óseas, donde no se recomienda masajear en exceso, y menos aun en personas dependientes y encamadas, donde existe riesgo de úlceras por presión.

Conclusión de cómo mantener la piel hidratada de una manera sencilla y natural

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo. Eso significa que si olvidas cuidar tu organismo desde dentro con una correcta alimentación, descanso e hidratación, tendrá efectos visibles en tu exterior.

Es por ello, que aunque te empeñes en gastar mucho dinero en cremas y lociones, si descuidas estos principios básicos verás que estos productos no tienen ningún efecto y habrás malgastado tu tiempo y tu dinero, además de estar descuidando tu salud, lo que también puede conllevar otros problemas.  Sin hablar de que lo más saludable es cuidar tu cuerpo de una manera natural, sin aplicar agentes químicos a tu piel que también la van a ir desgastando.

Quiero destacar que la mayoría de productos cosméticos que nos ofrecen para hidratar nuestra piel no tienen realmente moléculas hidratantes, no aumentan el colágeno o el agua de nuestro organismo, simplemente disminuyen nuestras pérdidas de agua, naturales de por sí.

La única molécula que se ha demostrado hidratante para nuestro organismo es el ácido hialurónico. Esta molécula tan utilizada en los últimos años tanto en cosmética como en algunos tratamientos traumatológicos y estéticos, es la única que producirá una hidratación real de tu organismo desde dentro. A continuación, os dejo el link de un producto que consiste en ácido hialurónico 100% y el único por el cual yo sí me gastaría el dinero para hidratar mi piel. No os recomiendo probarlo cápsulas o comprimidos, ya que la absorción por vía digestiva es muy pobre.

Por último, me gustaría añadir que este post ofrece unas recomendaciones genéricas y aplicables siempre y cuando no exista ningún problema dermatológico de base. Si ese fuera el caso, recomiendo que consultéis con un especialista, os podrán asesorar de manera personalizada y mucho más acertada.

Cómo Mantener la Piel Hidratada de una Manera Sencilla y Natural

Algunas recomendaciones para mantener la piel hidratada de una manera sencilla y natural

A continuación, os dejo el enlace del producto que os comentaba antes. Se trata de ácido hialurónico puro, tiene una textura un poco extraña, debido a que no lleva ninguna base grasa ni acuosa. Si os decidís a probarlo, debéis aplicaros muy poca cantidad, veréis que cunde mucho. Lo podéis combinar con vuestra crema habitual.  En tan solo unos días podréis notar el cambio, queda una piel preciosa, e hidratada de verdad. Es un producto un poco más caro, pero dura mucho tiempo y es el único por el que yo pagaría ese dinero.

Si tenéis alguna cicatriz de quemadura o corte reciente os recomiendo que lo apliquéis. Y si tenéis alguna patología dermatológica no os preocupéis, los pacientes con dermatitis que lo han probado quedan encantados. ¡Ya me contaréis! ¡No os defraudará!

Ácido Hialurónico Puro (50 ml)

Espero que os haya sido de ayuda este artículo sobre cómo mantener la piel hidratada de una manera sencilla y natural. No dudes en compartir tu opinión o realizar cualquier cuestión a través de nuestro foro mediante este enlace.

Deja un comentario